Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Sentimientos’

 

 

Año 1921

Año 1921

Todo empezó un día lluvioso de invierno… Allí estaban unos chicos vendiendo sus “cosas” antiguas. Bajo la lluvia sentí lástima por ellas. Estaba segura que se perderían, que terminarían rompiéndose y desaparecería todo rastro de ellas. Las cogí en mis manos como si tuviera un tesoro y las compré. Son las que peor tengo en estado y conservación pero son las primeras y las más sentimentales para mí.

Luego el destino hizo que encontrara álbumes enteros, quizás fueran para mí, o quizás para quien aprecia el valor de una imagen hecha palabra. Pero me entré en el coleccionismo de ellas…. ¡Son tan bellas y tienen tanto sentimiento en sus sencillas frases!…. que me emocionan.

Ya tengo unas doscientas cuarenta…. desde el 1905 hasta los años 50. Pero en cada trazo de las líneas de cada palabra, en cada dedicatoria, en cada imagen…he encontrado sentimientos, muchos sentimientos escondidos.

Anuncios

Read Full Post »

Camino

Los sentimientos no se transportan en botella, no se pierden en el olvido, no se malgastan. Los sentimientos se perciben como el sol, el viento o el agua. Se transforman y cambia su intensidad. Los sentimientos verdaderos aumentan en el tiempo. Son valorados o despreciados  por la persona que los percibe.

Ya no rio, no hago bromas como antes…quizás mis sentimientos se agolparon en  mi corazón  y se fueron una noche de invierno por mi ventana.  Esa fría noche mi alma se quedó vacía, con un boquete que no se puede cerrar.

El sentimiento, mi sentimiento de melancolía y nostalgia.

Read Full Post »

Foto: Toñi Soto

Foto: Toñi Soto

Siempre recordaré el olor a Pueblo. La llegada era un acontecimiento maravilloso. Allí estaba la abuela, con su casa tan, tan limpia.  Ese olor a pan recién hecho, a esa comida excelente…Siempre creí que la abuela tenía un Don especial para los fogones.  Luego me sentaba al lado del abuelo y me quedaba mirando sus preciosos ojos azules todo el tiempo. Recuerdo los amaneceres, los gallos te despertaban,  la abuela se ponía a refrescar la acera mientras me hacía ese café que jamás volvería a probar en la vida. Luego las tostadas, los churros y el café…Esto era el paraíso. Recuerdo que el día era muy largo, me recorría las casas de mis tías y en cada una de ellas encontrabas una aventura para mis novatos ojos. Las meriendas en el campo, el olor a naturaleza, las risas, los animales. De vuelta a casa de la abuela, allí me esperaban unas sábanas que olían a gloria, pero antes tertulias con las vecinas a la puerta, hasta las tantas…Recuerdo el olor a Pueblo…A tortilla de patata, a filetes empanados, a dulces recién hechos,  a ensaladas, a conversaciones interesantes, a mi primer amor…Esos días no volverán sólo regresan a mi memoria tan preciosa añoranza.

Read Full Post »