Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Añoranza’

Foto: Toñi Soto

Foto: Toñi Soto

Hoy me gustaría desaparecer entre las montañas…Entrar en una cabaña y encender un bonito fuego en una gran chimenea, mientras la comida se hace en un pucherito de barro…Hoy quería respirar aire fresco. Que la brisa del viento golpeara mi cara…Ver salir el sol desde mi ventana y esperar a que las nubes formen figuras en mi mente…Hoy me perdería por los caminos, entre la vegetación, con los sonidos, el olor y el frescor del invierno…Hoy me perdería sola, con mis pensamientos, mis reflexiones…porque siempre pensé que en estos lugares el tiempo no existe. Momentos únicos e irrepetibles.

Como dijo el poeta Charles Baudelaire:

“La amplitud del cielo, la arquitectura movible de las nubes, las coloraciones cambiantes del mar, el centelleo de los faros, son un prisma maravillosamente apropiado para distraer los ojos, sin cansarlos jamás”

Anuncios

Read Full Post »

Foto: Toñi Soto
Foto: Toñi Soto

Este es Plumilindo.
Por decorativo y elegante
le tenían aparte en el estanque.
Desde su estanque particular
veía a los vulgares patitos disfrutar.
Todos los patos admiraban su belleza
y las patas, por él, perdían la cabeza.
Plumilindo siempre solo,
y más helado que un polo.
-¡Qué mala pata tengo!
¿Por qué no seré un pato mareado y corriente
en vez de triste cisne de pluma transparente?
¡Triste es mi vida! ¡Qué vida llevo!
¿Por qué no me habrán frito cuando era huevo?
(El cisne, así se lamentaba
y el agua del estanque aumentaba,
porque Plumilindo lloraba como un grifo.)
¿Qué me importa que me saluden las flores,
que me pinten los pintores,
que hagan fotos a mi cabeza divina
si estoy SOLO en la piscina?
(Plumilindo lloraba como un descosido,
bajo el sauce escondido.)
Se acercó una pata muy coqueta
y le hizo cosquillas con la aleta.

Read Full Post »

Foto: Toñi Soto

Foto: Toñi Soto

Siempre recordaré el olor a Pueblo. La llegada era un acontecimiento maravilloso. Allí estaba la abuela, con su casa tan, tan limpia.  Ese olor a pan recién hecho, a esa comida excelente…Siempre creí que la abuela tenía un Don especial para los fogones.  Luego me sentaba al lado del abuelo y me quedaba mirando sus preciosos ojos azules todo el tiempo. Recuerdo los amaneceres, los gallos te despertaban,  la abuela se ponía a refrescar la acera mientras me hacía ese café que jamás volvería a probar en la vida. Luego las tostadas, los churros y el café…Esto era el paraíso. Recuerdo que el día era muy largo, me recorría las casas de mis tías y en cada una de ellas encontrabas una aventura para mis novatos ojos. Las meriendas en el campo, el olor a naturaleza, las risas, los animales. De vuelta a casa de la abuela, allí me esperaban unas sábanas que olían a gloria, pero antes tertulias con las vecinas a la puerta, hasta las tantas…Recuerdo el olor a Pueblo…A tortilla de patata, a filetes empanados, a dulces recién hechos,  a ensaladas, a conversaciones interesantes, a mi primer amor…Esos días no volverán sólo regresan a mi memoria tan preciosa añoranza.

Read Full Post »